Punto Por Punto TV

 viernes 09 de diciembre del 2022     5:29 pm

Kike Domínguez.

Cuernavaca, Mor.-
Hasta 60 casos de acoso sexual existen aún en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) sin ser atendidos, señaló Zai H, vocera de la colectiva “Morras Contra la Violencia Institucional”.

Este día, las estudiantes dieron 48 horas a las autoridades de la máxima casa de estudios para atender sus denuncias, así como los casos de hostigamiento y violencia institucional de los que han sido víctimas, de lo contrario emprenderán las acciones legales en contra de la rectoría.

Añadió que, de ser necesario llevarán esta situación a un plano nacional, solicitando la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

“Su protocolo de actuación es ineficiente”, puntualizó la también estudiante de la UAEM.

Por primera vez sostuvieron un diálogo improvisado con el rector Gustavo Urquiza en el Campus Chamilpa, al finalizar un evento dónde le reclamaron su nulo actuar ante estos hechos.

“Son las omisiones, negligencias, acciones directas que ejercen las autoridades sobre las víctimas al no resolver sus casos de forma debida”, indicó Zai.

Por su parte, Yarín, estudiante de la institución, señaló que fue víctima de abuso sexual por parte de Jesús “N”, también alumno de la UAEM, sin embargo, a pesar de haber denunciado esta situación a la Unidad de Atención a Víctimas interna, le dijeron que debía ser ella quien cambie sus horas para no encontrárselo. “La UAEM es un hervidero de acosadores”, mencionó.

“Solicité medidas cautelares en la Unidad de Atención a Víctimas por violencia, metí una demanda contra él para que no estuviera dentro del instituto, para no topármelo, para no tener que sufrir este miedo de otra agresión sexual, de acoso y no he recibido respuesta alguna desde hace tres años”, indicó Yarín.

Las estudiantes exigen acciones inmediatas de la UAEM y que se cumpla con el pliego petitorio entregado hace una semana, dónde piden que se castigue a los culpables y se dejen de invisibilizar los casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *