Punto Por Punto TV

 lunes 23 de mayo del 2022     4:14 am

El presidente municipal de Cuernavaca, José Luis Urióstegui Salgado, admitió que cuesta trabajo “poner orden” con los comerciantes del “Adolfo López Mateos” que se niegan a dejar las banquetas del área de bodegas, además descartó el uso de la fuerza pública para desalojarlos.

Ante la problemática con los comerciantes y los continuos exhortos que la autoridad que les hizo, fue cuestionado el edil y reconoció cuesta trabajo “poner orden”, pero confió que mediante el diálogo y acuerdo, las cosas mejoren por el bien de todos.

“Son muchos años de estar ocupando los espacios, primero fue pegado a la banqueta después abrieron comercios sobre la vialidad y cuesta bastante trabajo regularizar al comerciantes, porque sienten que hay derecho de su parte”.

Sin embargo rechazó que su administración vaya a usar la fuerza pública para retirarlos de la vía pública.

“Quiero ser muy prudente en ese sentido, llevan muchos años ahí, aplicar la fuerza pública para retirar a los que han hecho de esto una forma de vida licita, puede ser perjudicial, debemos actuar con mucho cuidado, despacio pero sin pausa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.